Jornadas/Cursos formativos

¿TIENES UNA EMPRESA FORMADA FUNDAMENTALMENTE POR MUJERES?


¿Sabías que existen actividades laborales que se consideran factores de riesgo demostrados para sufrir patologías de suelo pélvico (prolapso, incontinencia)?

¿Sabes que existe una estrecha relación entre un suelo pélvico débil y la patología lumbar en la mujer (lumbalgia mecánica, ciatalgias)?

Las actividades laborales que más afectan al suelo pélvico son:
  • Manejo de cargas: supermercados, empresas de transporte, empaquetado o montaje, trabajo agrario.
  • Trabajo de limpieza: empresas de limpieza de instalaciones
  • Trabajos que requieran largos periodos de tiempo en bipedestación (de pie): dependientas, azafatas.
  • Trabajos sedentarios con mucho tiempo de sedestación (sentadas): trabajo de oficina, atención al cliente, venta telefónica.
  • Cuidado de ancianos: residencias geriátricas, centros de día
  • Cuidado de bebés y niños: guarderías, casas de niños, babysitters
  • Cuidado de enfermos o personas dependientes: hospitales, clínicas, centros de discapacitados y ayudas a la dependencia
  • Trabajo del hogar: empresas de servicio doméstico.

¿TIENES UN GIMNASIO Y QUIERES FORMAR A TUS MONITORES O INFORMAR A TUS USUARIAS?

¿ERES ENTRENADOR DE UN EQUIPO FORMADO FUNDAMENTALMENTE POR MUJERES?


¿Sabes que algunos deportes y actividades deportivas se consideran factores de riesgo para sufrir una disfunción de suelo pélvico?

Las actividades físicas que más se han relacionado con las disfunciones de suelo pélvico son:
  • El deporte de impacto (carrera y deportes que incluyan saltos),
  • Aquellas actividades en las que se realizan esfuerzos en apnea (levantamiento de pesos)
  • Los abdominales clásicos.

    La formación para entrenadores y profesionales del deporte asegura la protección del suelo pélvico durante la actividad física.

¿ESTÁS INTERESADO EN FORMAR EN SUELO PÉLVICO A UN GRUPO DE MUJERES EMBARAZADAS O QUE VAYAN A TRABAJAR CON MUJERES EN EL EMBARAZO, PARTO O POSTPARTO?

 

El embarazo y el parto es el factor de riesgo más importante para sufrir una disfunción de suelo pélvico. Es fundamental la prevención en esta etapa.

El aumento de peso durante el embarazo incide directamente sobre las vísceras pélvicas y el periné. Una distensión excesiva de dicha musculatura y de la abdominal puede generar lesiones pélvicas y de columna lumbar.

El descenso del bebé por el canal del parto provoca un estiramiento y/o una compresión de las estructuras originando desequilibrios posturales y musculares.

No debemos olvidar el postparto, que es una etapa en la que prima la reorganización de todos los componentes del anillo pelviano.

Las jornadas formativas para mujeres en estas etapas pretenden enseñar estrategias de prevención y así disminuir el impacto sobre el suelo pélvico.

¿TRABAJAS CON MUJERES PERIMENOPAUSICAS O DE LA TERCERA EDAD?

Los cambios hormonales que suponen la menopausia, la pérdida de elasticidad de los tejidos, el tono muscular bajo del suelo pélvico, el sedentarismo o la pobre condición física, hacen que se puedan manifestar disfunciones como la incontinencia o el prolapso de órganos pélvicos.

Las jornadas formativas para mujeres que rondan la menopausia hacen que sea posible la prevención de estas disfunciones en este periodo crítico.

El formato de las jornadas es flexible en función de tus necesidades.

¡Ponte en contacto con nosotros y cuéntanos cuál es tu idea!

info@ejerciciosdesuelopelvico.com